1 de abril de 2015

ABRAZOS Y PUESTAS DE SOL EN LUPIANA

El día que me llegó la solicitud de Natalia, le dije por confusión que teníamos disponibilidad. Al día siguiente tenía otra boda a varias horas de distancia, pero parece que fue el mejor error que pude cometer . Las cosas siempre ocurren por alguna razón y en este caso, no me quedó ninguna duda que que tenía que hacer la boda a esta pareja. Natalia es de esas personas que quieres nada más conocerla: pequeñita y siempre sonriente, resulta adorable. Diego, me pareció serio a primera vista, y durante el día de la boda nos fue enseñando a todos su corazón hasta hacernos ver que es una persona tierna y cariñosa. 

Con esta pareja relajada y positiva y Lupiana de fondo, su boda se celebró el 25 de Julio. Me encantó el detalle de que Natalia se vistiera en el propio Monasterio, y de que diera el visto bueno a todos los detalles con los rulos puestos. Ella y su madre se pusieron en las manos de la maravillosa Carmen Llosa, para el Maquillaje y Peluquería, y el resultado, como siempre que está Carmen, fue espectacular. 

Esta pareja es una pareja de detalles, que no faltaron a lo largo de todo el día. Empezando por las invitaciones de boda que se las hicieron ellos mismos a través de un dibujo que hizo su padre de la antigua iglesia. También hicieron una mesa central que dividía el coctel de la cena, que estaba llena de flores y tarros de cristal con luces leds, que son de la marca que Natalia ha empezado hace poco junto con su socia: Catch the sun 
Sobre los detalles de la novia: El vestido de la novia era de David Christian , los zapatos de Jimmi Choo, el tocado, que me pareció espectacular, de Suma Cruz y el ramo, al igual que el resto de la decoración floral, de Aquilea
La ceremonia se hizo en el propio Monasterio, y de la Música se encargó Malela, la profesora de canto de Natalia de cuando estaba en el colegio. Una parte muy emotiva para todos fue cuando Diego leyó el texto que habían escrito para los invitados. 
Cuando salieron de la misa, había una sorpresa esperando a Diego: La canción favorita de Diego, "Don´t Stop me now" de Queen, cantado por un coro Gospel en mitad del jardín. 

La cena, que fue al rededor del claustro, llevaba un detalle en cada plato con un mensaje de los novios a cada invitado. Una cosa que me encantó, fue que iniciaran el Vals en el centro del claustro, alrededor de la fuente. 

Para terminar, la fiesta fue todo un éxito, en la antigua iglesia del Claustro al aire libre, y con todos sus amigos dándonos una sorpresa con un baile coreografiado. Una boda íntima, sencilla y emotiva, en el que las sorpresas duraron todo el día. Agradezco mucho a esta pareja haberme hecho partícipe de este bonito recuerdo. Muchas gracias Natalia y Diego, y que VIVAN LOS NOVIOS!!